Edit Content
Edit Content

PEDIR UNA CITA

Edit Content

Elige una de las opciones para continuar 

Acepto Términos y condiciones,  y autorizo El Tratamiento de mis datos personales con las Siguientes condiciones.

Cómo cuidar una gata embarazada

gata embarazada

Tabla de contenidos

En las primeras dos semanas tu gata no mostrara signos significativos de preñez, cuando empieza la tercera semana empezara a cambiar su conducta, el abdomen tendrá una forma diferente y su peso aumentara considerablemente. A continuación tendrás una breve guía de lo que debes tener en cuenta si tienes una gata embarazada en tu casa.

La gata embarazada y el veterinario

Si sospecha que su gata está preñada lo más aconsejable es llevarla donde el veterinario y se realice un examen clínico completo con el fin de mirar el estado de salud de la gata, el veterinario optara por realizar pruebas diagnósticas y determinar como debe manejarse su gestación. El médico veterinario puede recurrir a varias pruebas por ejemplo recomienda que se hagan estas:

  • Estudio radiológico
  • Ultrasonido (Ecografía)
  • Palpación del abdomen
  • Pruebas de laboratorio

En cuanto la alimentación el veterinario deberá recomendar  un alimento con un alto nivel de proteína  sobre todo que contenga aminoácidos como arginina, lisina y triptófano, el alimento debe tener un porcentaje de proteína del 32% y grasa del 18% y al momento de tener sus cachorros deberá haber ganado un peso de 12 a 38% del peso que tenía inicialmente.

Importante: La alimentación de la gata embarazada es fundamental para una sana gestación de tu gatita. Pos-parto puedes optar por alimentar a los gatitos y a la mamá con comida para gatitos.

Gestación semana a semana

La gestación de una gata embarazada dura entre 63 a 66 días, durante este tiempo  empieza el crecimiento de los cachorros en el vientre de su mamá.

De la primera semana a la tercera

Una vez se produce la fecundación podemos afirmar que la gata está preñada, pasados cinco días después de la cópula el embrión viaja hacia el útero de su madre, el día veinte ya se pueden sentir los latidos del corazón de los futuros gatitos. Pero ¿Cuántos gatos puede tener una gata embarazada? ese número varia de uno a cinco crías.

De la cuarta a la sexta semana

Cuando la gata embarazada llega a la cuarta semana las células embrionarias agilizan su proceso de crecimiento. El día treinta y tres los embriones alcanzan una longitud de cinco centímetros, lo curioso es que pasados diez días su crecimiento llega al doble de lo que estaba.

Durante esta etapa de su gestación la gata embarazada podrá padecer nauseas lo que es normal debido a su carga hormonal tan alta y de los cambios que ha sufrido su útero, sus pezones se están preparando para la lactancia, su tamaño es más grande y su color se torna rosado.

De la séptima a la novena semana

En la última etapa de preñez los órganos de los futuros gatitos culminan su crecimiento y se  desarrolla su hocico y pelaje. Cuando llega el día cincuenta los gatos tienen una forma alargada, sus cabezas ya se pueden diferenciar, y se hacen notar las patadas de los cachorros, en esta etapa la madre se prepara para el parto y elegirá un lugar tranquilo y silencioso para llevar a cabo su proceso de parto.

Parto de la gata

Gata embaraza con gatitos

La gata embarazada puede mostrar distintas señales que indican que esta a punto de dar a luz una de las  características es su aumento en la temperatura y unos maullidos intensos, aquí es donde se procederá a organizar un sitio cómodo para que la gata  pueda realizar su proceso de parto con toda tranquilidad, es recomendable utilizar una caja con mantas o toallas, también es pertinente que en este espacio haya agua y comida en todo momento.

Signos de peligro

Algunas razas como el persa pueden llegar a tener problemas con sus cachorros por que la cabeza de sus cachorros es grande, otro de los problemas frecuente es la distocia en el que hay dificultad o imposibilidad de los cachorros para pasar por el canal del parto y la razón más común, es por que la cría es muy grande. En estos casos se debe acudir inmediatamente donde el veterinario y él tomara las decisiones pertinentes.

Existen diferentes motivos por los que debes acudir donde el veterinario al momento que la gata embarazada entre en proceso de parto.

Tiempo entre cachorro y cachorro

Cada gata embarazada tiene a sus cachorros en tiempos totalmente diferentes pueden transcurrir hasta 2 horas entre uno y otro, así que no seria de preocupar que un cachorro nazca y tome un tiempo prudente en nacer el otro. Pero existen complicaciones que no se deben pasar por alto y es que si un entre un cachorro y otro hay un lapso de tiempo de más de 4 horas  se debe acudir inmediatamente donde el veterinario y es posible que el médico tratante le proponga que se debe proceder a cesárea.

Presencia de flujo oscuro

Cuando hay presencia de líquido marrón después del parto podría indicar que el útero tiene una infección o que algún cachorro  ha quedado muerto dentro del útero y es un motivo en el que se debe acudir donde el veterinario inmediatamente.

Dolor 

Observar el comportamiento de la gata embarazada durante y después del parto es fundamental si la gata se muestra decaída y sin aliento es posible que se deba acudir donde el veterinario, ya que puede tener dolor y debe recibir un tratamiento analgésico de inmediato o ayuda de parte profesional para que su parto sea exitoso.

Hemorragia

Durante el parto las gatas expulsan líquido placentario (Amniótico) que en condiciones normales es transparente, si en algún momento empieza a verse un sangrado abundante se debe acudir donde el veterinario de inmediato, debido a diferentes presentaciones clínicas como la ruptura del útero.

Referencias

1. Veiga JMF. Mascotas. ¿Estamos preparados para tener una mascota? – Jose Manuel Ferro Veiga – Google libros [Internet]. 2020 [citado en Mar de 2022]. 447 p. Disponible en: https://books.google.com.co/books?id=dr3LDwAA

2. Sanchez AE, Silva ME. Biología de la gestación en la gata doméstica (Felis catus). Vol. 34, Archivos de Medicina Veterinaria. Facultad de Ciencias Veterinarias, Universidad Austral de Chile; 2002. p. 147–56.

Compartir

¿Te gusto? comparte el post en tus redes sociales

Facebook
Twitter
WhatsApp
Correo electronico
Cristian Loaiza

Cristian Loaiza

Suscríbete a

¡Nuestro Boletín!

Y podrás estar al tanto de los nuevos posts que se publican semanalmente. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.  recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.